Qué son los ritmos circadianos y para qué sirven

Nos despertamos por la mañana y nos vamos a dormir por la noche. Sin embargo, algunos animales hacen lo contrario: se mantienen despiertos durante la noche y duermen por el día. En ambos casos nuestro periodo de actividad está determinado por los llamados ritmos circadianos, una especie de reloj interno que le dice a nuestro cuerpo cuándo es momento de dormir. Vamos a ver en más detalle qué son los ritmos circadianos.

¿Qué son los ritmos circadianos?

El término ritmo circadiano viene de dos palabras latinas: circa, que significa ‘aproximadamente’ y ‘dies’, que significa ‘día’. El ritmo circadiano regula nuestro patrón de sueño en el transcurso de un día de 24 horas. Se compone principalmente de un grupo de células llamado el núcleo supraquiasmático (SCN), que se encuentra en el hipotálamo.

¿Cómo funciona el ritmo circadiano?

Alrededor de las 9:00 de la noche, el cuerpo comienza a secretar melatonina, una hormona que induce al sueño. El cuerpo deja de secretar esta hormona a las 7:30 de la mañana, cuando el cuerpo se prepara para despertar. Después de las 7:30 am, los niveles de hormonas, como la testosterona, se elevan para ayudarnos a mantenernos activos y alerta.

Siendo sinceros, la mayoría no hacemos demasiado caso y nos acostamos después de las nueve. Si cumpliésemos a rajatabla con los ritmos circadianos, estaríamos bien descansados durante todo el día.
Pero los ritmos circadianos no solo afectan al sueño. Todo nuestro organismo está sujeto a horarios: la temperatura corporal, la tasa metabólica, el hambre e incluso la respuesta a la medicación están planeados a un momento específico del día. Lo más sorprendente es que incluso si estás encerrado en una habitación sin ventanas o relojes, tu cuerpo continuará funcionando en ese horario. Sin embargo, el cuerpo se guía por las señales del mundo exterior para mantener sus ritmos circadianos. Cuando el tiempo cambia rápidamente, como es el caso de un vuelo entre zonas horarias distintas, los relojes internos tienen que ponerse al día, haciéndonos tener ‘jet-lag’. En este caso, nuestro reloj biológico interno no está sincronizado con el entorno que nos rodea, por lo que no nos sentimos del todo bien.

El concepto de ritmo circadiano puede ser simple, pero el reloj biológico en sí sigue siendo algo misterioso. Sabemos que en los mamíferos el reloj biológico se encuentra dentro de un pequeño grupo de células nerviosas en el hipotálamo. Sin embargo, no se sabe mucho sobre su funcionamiento, ni sobre cómo funcionan los ritmos circadianos de otros animales y plantas.