¿Qué es el sueño profundo? Horas de sueño profundo recomendadas

El sueño profundo es una de las fases del sueño. En condiciones normales, experimentamos cuatro etapas diferentes de sueño. La etapa de sueño profundo, como ya habrás imaginado, la parte más honda del sueño.
Cada etapa del sueño puede identificarse analizando el patrón de ondas cerebrales en un electroencefalograma.

Características del sueño profundo

Cuando se produce el sueño profundo, los patrones cerebrales muestran ondas grandes y lentas. Estas ondas conducen a la relajación muscular y una tasa de respiración más lenta; Esto prepara el escenario para que en nuestro organismo ocurran varias cosas:

  • Los músculos reciben más suministro de sangre
  • Hay una caída de la presión arterial
  • Los tejidos del cuerpo se reparan y se produce crecimiento de nuevos tejidos a nivel celular
  • Los niveles de energía se recargan
  • La glándula pituitaria libera la hormona del crecimiento humano (HGH)

La etapa de sueño profundo es el momento del sueño donde hay menos probabilidades de despertarse. Afortunadamente, experimentamos la mayor parte de nuestro sueño profundo en el primer tercio de la noche.
Tal vez la parte más importante de sueño profundo es la liberación de HGH. En los niños, es lo que les permite desarrollarse plenamente; en los adultos, es la forma en que nuestro cuerpo se mantiene y repara a sí mismo.

Horas de sueño profundo recomendadas

De las cuatro etapas del sueño, pasamos aproximadamente la mitad de la noche en la etapa II, y una cuarta parte en fase REM (fase en la que soñamos. Lo ideal es que la fase de sueño profundo abarque el 20% del sueño). Una persona adulta debería dormir entre 7 y 9 horas según los expertos. Eso nos da entre 85 y 110 minutos de sueño profundo. Sin embargo, la cantidad de sueño profundo ideal depende mucho de la edad que se tenga. Esto está relacionado con la necesidad del cuerpo para liberar hormona del crecimiento.

La etapa del sueño profundo es la mejor oportunidad de nuestro cuerpo para trabajar, literalmente, a nivel celular para curarse a sí mismo. Para aquellos con enfermedades crónicas, el sueño profundo es esencial para reparar los daños y construir el tejido de reemplazo (por ejemplo, células epiteliales células óseas).

Sin una cantidad adecuada de sueño profundo podemos sufrir envejecimiento a un ritmo más rápido. ¿Tienes problemas para dormir? Prueba Relax plus Sueño, la tecnología más puntera para conseguir un buen descanso nocturno.