Quizás el título de este post te impresione, pero esa es la conclusión a la que ha llegado un estudio sobre la privación del sueño publicado en la revista Sleep.

¿En qué consistió el estudio?

Durante la investigación se eligió a 48 adultos a los que se dividió en cuatro grupos. A tres de ellos se les obligó a dormir un máximo de cuatro, seis y ocho horas diarias de sueño respectivamente. Al cuarto grupo se le privó totalmente de sueño durante dos días seguidos.

Durante el tiempo de vigilia se probaba el rendimiento cognitivo de cada sujeto cada dos horas, así como su tiempo de reacción. También tenían que responder a las preguntas acerca de su estado de ánimo y los síntomas que estaban experimentando. Preguntas como, “¿Cómo te sientes de cansado?”.

¿Cuáles fueron los resultados?

Como era de esperar, los sujetos que durmieron ocho horas diarias consiguieron el mayor rendimiento en promedio. En los últimos días del experimento, los sujetos que estaban restringidos a un máximo de seis horas de sueño por la noche mostraron un rendimiento cognitivo que era tan malo como el de los sujetos a los que no se les permitió dormir en absoluto.

El grupo que solo dormía 4 horas al día mostró el mismo deterioro progresivo, pero de forma más abrupta.

Uno de los resultados más alarmantes del estudio es que al ser preguntados por su estado, los individuos que dormían 6 horas no tenían la sensación de haber dormido demasiado poco, a pesar del bajón en su rendimiento.

¿Y las conclusiones?

La primera conclusión obvia fue que dormir menos de seis horas al día es tan malo como no dormir durante dos días seguidos.

La segunda es que una persona que no está durmiendo las horas que debería puede no ser consciente de ello o negarlo de forma intencionada, dificultando el diagnóstico del problema.

Una tercera conclusión a la que se llegó tras analizar los resultados es que no sabemos estimar cuánto dormimos por la noche. Esto se confirmó en un estudio de la revista Epidemiología del Sueño según la cual solo dormimos el 80% del tiempo que creemos. Es decir, que si crees haber dormido ocho horas ayer en realidad no habrás dormido más de seis.

Y tú, ¿cuántas horas sueles dormir al día? ¿Crees que tienes unos hábitos de sueño saludables? Participa en los comentarios.