¿Por qué soñamos? ¿Cuál es la función biológica del sueño? ¿Hay patrones y temas de sueño que se repiten a lo largo de todas las culturas y edades? Son preguntas a las que la Ciencia lleva tiempo tratando de dar respuesta.

Hoy en día, nuestra capacidad para recopilar e interpretar la información científica acerca de los sueños está creciendo gracias a que las nuevas tecnologías han abierto nuevas oportunidades para observar nuestro cerebro mientras sueña.

 ¿Qué estudian los estudios del sueño?

Existen dos grandes enfoques de investigación:

  • Uno centrado en el contenido de los sueños: los temas, emociones, imágenes y eventos que se producen y se desarrollan dentro de los sueños.
  • Otro se fija en lo que ocurre en nuestro cuerpo y en nuestro cerebro mientras estamos soñando.

Estas dos grandes vías se cruzan a menudo, con investigaciones científicas que analizan tanto el contenido del sueño como su mecánica.

Una gran mayoría de las investigaciones científicas sobre el sueño se han basado en la recopilación de datos sobre los sueños de los propios soñadores. Se trata de los llamados informes de sueño.

Los informes del sueño se recogen en laboratorios del sueño bajo condiciones controladas. Los voluntarios que participan en este tipo de estudios son despertados a intervalos regulares para recuperar la información sobre los sueños de la noche.

A través de los informes de sueño, los científicos han acumulado un rico acervo de información sobre los temas y las emociones contenidas en los sueños. Por ejemplo, se ha descubierto que soñar con caer al vacío, ser perseguidos o volar son de los sueños más comunes que se producen entre personas de diversas culturas, orígenes y experiencias.

Por otro lado, el uso de técnicas de imagen cerebral ha permitido a los científicos explorar una amplia gama de teorías acerca del propósito y la función del sueño. Entre otros, los científicos están investigando activamente la idea de que los sueños son una extensión de la conciencia de vigilia, una especie de sala de ensayo donde la mente se prepara para posibles situaciones que pueden darse en la vida real.

Las imágenes del cerebro están permitiendo a los científicos explorar el posible papel de los sueños en la toma de la memoria, así como la función de los sueños de procesamiento de las emociones.

Las últimas investigaciones del sueño combinan imágenes del cerebro con informes de sueño para examinar tanto la actividad neuronal como el contenido del sueño. Algunos investigadores están utilizando una técnica llamada decodificación de los nervios para descifrar e incluso predecir las imágenes visuales de los sueños, basándose en las observaciones de la actividad cerebral.

Quizás dentro de no mucho sepamos más sobre la importancia de los sueños e incluso podamos manipularlos.