Dormir toda la noche de un tirón con un bebé resulta prácticamente imposible. Sin embargo, existen ciertos recursos para hacer que el pequeño se duerma de la forma más rápida posible, las canciones son uno de estos instrumentos. Si conoces cuál es la música para dormir bebés que resulta más efectiva podrás ayudar al niño a dormir sin problemas.

Por lo general, los bebés encuentran la relajación a través de diferentes melodías calmadas y suaves. Aunque los sonidos de la naturaleza o la música instrumental actúan con un efecto calmante sobre los pequeños, es la voz de la madre la que realmente les tranquiliza y les hace sentirse seguros. Por lo tanto, es posible que el niño consiga dormirse más fácilmente si en lugar de utilizar un CD le cantamos nosotros mismos.

Música para dormir bebés

Existen muchos ejemplos de música clásica que pueden ser perfectos para conseguir que nuestro bebé se duerma mientras aprovecha las ventajas que se cree aportan esta clase de melodías. “Lullaby” de Brahms o “Adagio” de Albinoni son canciones de grandes compositores del pasado y constituyen ejemplos de música para dormir bebés.

Otro posible recurso musical para tratar de dormir a los pequeños es utilizar melodías orientales o sonidos de la naturaleza. Son opciones muy relajantes y que pueden crear una atmosfera tranquila y relajada, tanto para el bebé como para los padres.

Por último, las nanas son la música para dormir bebés utilizadas a lo largo del globo, en diferentes culturas y a través de las diferentes épocas. Se asegura que estas ayudan al desarrollo del lenguaje y funcionan como un estímulo muy positivo, por lo que se recomienda cantarlas incluso antes del parto. Además, estas canciones permiten la posibilidad de que sus propios padres las tatareen o, incluso, de creerles una nana para dormir personalizada.

Dormir a un bebé con melodías y canciones puede resultar más fácil, pero no será efectivo si no se crea la atmósfera adecuada para su descanso. La habitación debe permanecer en la oscuridad y  la temperatura lo más adecuada y cómoda posible. Además, asegúrate de depositar al bebé en la cuna antes de que se haya quedado completamente dormido, ya que así habrá menos posibilidades de que se despierte.

Además, hay casos excepcionales, niños que encentran el sueño más rápido si el entorno se empapa de diferentes sonidos, ruidos, luces y movimientos. Aunque tengas la suerte de que tu pequeño se duerma fácilmente con estas condiciones, es recomendable acostumbrarle a dormir con las características habituales, ya que es el entorno que encontrará normalmente en casa. Si conoces más ejemplos de música para dormir bebés que realmente funcione puedes comentar esta entrada.